News & Updates

Archivo
 
 
 

DIA INTERNACIONAL DEL SCOUT Y LA BUENA ACCION

Septiembre 02, 2008

El 5 de Septiembre es el DIA INTERNACIONAL DEL SCOUT Y LA BUENA ACCION
Sus comienzos.. su historia.. entra!


Siempre Listos!!!

El Nacimiento de un Movimiento

En 1901, como héroe de hombres y muchachos, regresó del África a Inglaterra para ser colmado de honores y descubrir, con sorpresa, que su popularidad personal se había extendido a su libro "Aids to Scouting", Ayudas para Explorar, destinado al ejército, y que estaba siendo usado como libro de texto en las escuelas para muchachos.

Esto para B-P era una gran oportunidad. Se dio cuenta de que ahí estaba su ocasión de ayudar a los muchachos de su patria a convertirse en jóvenes fuertes. Si un libro sobre exploradores, escrito para hombres, les había atraído, ¡cuánto más les atraería uno escrito para ellos!

Se puso a trabajar recopilando sus experiencias en la India y en el África entre los zulúes y otras tribus salvajes. Se hizo de una biblioteca especial y leyó todo lo relativo a la educación de los muchachos a través de la historia, desde los muchachos espartanos, los antiguos británicos y los indios Pieles Rojas, hasta nuestros días.

B-P desarrolló despacio y con sumo cuidado la idea del Escultismo, deseaba estar seguro de que daría resultado. Así pues, en el verano de 1907 llevó un grupo de veinte muchachos a la isla de Brownsea, en el Canal de la Mancha, al primer Campamento Scout que el mundo contempló. El campamento fue un gran éxito.

Y después, en los primeros meses de 1908, publicó en cuatro entregas quincenales e ilustrado por él mismo, su "Escultismo para Muchachos", Scouting for Boys, sin siquiera soñar que este libro sería el motor que pondría en marcha un sistema que habría de impactar a muchachos del mundo entero. Aún no había acabado de aparecer Escultismo para Muchachos en las vitrinas de las librerías y en los puestos de revistas, cuando ya se habían comenzado a formar Patrullas y Tropas de Scouts, no sólo en Inglaterra, sino también en otros países.

 
                    
 

Los Primeros Pasos del Escultismo

BP descubrió que su libro Aids to Scouting había atraído la atención de personas fuera del ejército. Estaba siendo usado en la educación y algunos maestros ensayaban sus ideas. Iba a ser publicado por un periódico en entregas quincenales.

En 1904 dio algunas ideas al adiestramiento de los muchachos sobre los lineamientos de los scouts del ejército. Estas ideas las había desarrollado considerablemente desde la época de los cadetes de Mafeking y el interés despertado por "Aids to Scouting".

Invitado por Sir William Smith, fundador de una "Brigada de Jóvenes", Baden-Powell inspeccionó en Glassgord una reunión de 7000 miembros y aun cuando quedó impresionado por la reunión y su entusiasmo, sentía que en esta organización podrían reunirse 10 veces más muchachos, si poseyeran un programa que les interesara.

Baden-Powell había ideado como podría ayudar a la juventud; pensaba que esta necesitaba algo más que instrucciones, por lo que ideó mostrarle la belleza de la obra de Dios en la naturaleza. Pensaba que era suficientemente conocido y popular para poder poner en práctica este esquema.

En esos días Baden-Powell recibió un libro que cambiaría sus ideas acerca de la pedagogía juvenil: "Birch Bark Roll of Woodcraft Indians" de Ernest Thompson Seton. Se contactó con Seton y empezó a fusionar sus conceptos de educación marcial con las prácticas de los "Woodcraft Indians", un grupo juvenil en Estados Unidos.

A principios del verano de 1907 hizo contacto con un famoso organizador y propietario de un periódico y pensó "He aquí mi hombre". Discutió sus ideas con el señor Arthur Pearson y como resultado de aquella conversación el 25 de julio de 1907, 25 muchachos de diferentes clases sociales llegaron a la isla Brownsea, en el puesto de Poole, para acampar con Baden-Powell.

Este dividió a los muchachos en patrullas de 5 y al jefe le invistió de amplios poderes para dirigir los trabajos y juegos. Sir Percy Everest, Sub Jefe Scout, recuerda la magia de aquellos fuegos de campamentos nocturnos, cuando Baden-Powell se refería a sus experiencias en escultismo, y a la mañana siguiente, al despertar al campamento haciendo sonar su cuerno de caza (en recuerdo de la campaña con los matabeles en África) Baden-Powell convertía sus historietas en demostraciones prácticas de rastreo, acecho y pionerismo.

Tuvo tanto éxito aquel campamento de 2 semanas que Baden-Powell fue capturado durante un juego de acecho. Cuando el señor Van Realte, dueño del campo, y algunos de sus amigos les visitaron una noche fueron "arrestados" por una patrulla que hacía la guardia nocturna.

Después del éxito obtenido en el campamento de Brownsea, el señor Arthur Pearson prometió costear el programa de los Scouts durante un año y al mismo tiempo revisaba la publicación de "Escultismo para Muchachos" que Baden-Powell escribía.

En otoño de 1907 visitó al secretario general de la Y.M.C.A. (Young Men's Christian Asociation, movimiento social juvenil tradicional extendido por todo el mundo), quien declaró que a Baden-Powell no le interesaba realmente fundar una nueva organización sino que solo tenía el vivo deseo de ayudar a las ya existentes. Pero la madre de Baden-Powell vio en su programa posibilidades que él jamás soñó en aquellos días en que comenzaba a ponerlo en práctica.


          


El Último Mensaje

Queridos scouts:

Si habéis visto alguna vez la obra "Peter Pan", recordaréis cómo el jefe de los piratas siempre estaba pronunciando su discurso de despedida por temor de que cuando le llegara su hora no tuviera ya tiempo de compartirlo. Algo así me sucede a mí, y, aún cuando no me estoy muriendo en este momento, lo haré uno de estos días y quiero mandaros un mensaje de despedida.

Recordad, esto es lo último que oiréis de mí, por tanto meditadlo.

He tenido una vida muy dichosa, y quiero que cada uno de vosotros la tenga también.

Creo que Dios nos puso en este mundo maravilloso para que fueramos felices y disfrutáramos de la vida. La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

El estudio de la naturaleza os mostrará cómo Dios ha llenado el mundo de belleza y de cosas maravillosas para que las disfrutéis. Contentaos con lo que os haya tocado y sacad el mejor partido de ello. Mirad el lado alegre de las cosas en vez del lado triste.

Pero el camino verdadero para conseguir la felicidad pasa por hacer felices a los demás. Intentad dejar este mundo un poco mejor de como os lo encontrásteis y, cuando os llegue la hora de morir, podréis morir felices sintiendo que de ningún modo habréis perdido vuestro tiempo sino que habréis hecho todo lo posible. Así, estad "Siempre Listos" para vivir felices y morir felices: aferraos siempre a vuestra promesa Scout, aún cuando hayáis dejado de ser muchachos, y que Dios os ayude a hacerlo así.

Vuestro amigo, Baden-Powell


 
                                       



Historia de la Buena Acción


Era el final del otoño de 1909. Durante el día, la ciudad de Londres había estado sumergida como en una sopa de guisantes, con una niebla espesa que prácticamente había detenido todo el tráfico, todos los negocios de la capital británica.

Un publicista norteamericano, el Sr. Boyce, de la ciudad de Chicago, tenía dificultades para encontrar una dirección en el centro de la ciudad. Se había detenido bajo una de las lámparas de la calle para orientarse mejor, cuando de repente apareció un muchacho entre la niebla.

- ¿Puedo ayudarlo señor? - preguntó el muchacho.

- Ya lo creo que sí - dijo el señor Boyce. - Quisiera que me indicaras cómo llegar a esta dirección...

- Yo lo llevaré ahí señor -, dijo el muchacho, y se encaminó en la dirección deseada por el Sr. Boyce.

Cuando llegaron al lugar, el señor Boyce buscó en sus bolsillos algunas monedas para dárselas de propina, pero antes de que tuviere la oportunidad de ofrecerlas al muchacho éste le dijo:

- No señor, muchas gracias, soy Scout, y un Scout no acepta nada por ayudar a alguien".

- ¿Un Scout? ¡Y qué es eso? -, preguntó Boyce.

- ¡No ha oído hablar de los Boy Scouts de Baden-Powell? - El señor Boyce no había oído de ello. - Cuéntame de ellos - dijo.

Así es que el muchacho le platicó al norteamericano acerca de él y sus hermanos Scouts.

El Sr. Boyce quedó muy interesado y después de terminar sus negocios, le pidió al muchacho que lo llevara a las oficinas de los Boy Scouts británicos.

Ahí desapareció el muchacho.

En la oficina, el señor Boyce conoció a Baden-Powell, el famoso general inglés que había fundado el Movimiento Scout hacía dos años.

Boyce quedó tan impresionado con lo que Baden-Powell le dijo acerca del Escultismo que decidió llevarlo a su país cuando regresó de Inglaterra.

¿Qué pasó con el muchacho que ayudó a Boyce?

Nadie lo sabe. Nadie volvió a oír de él. Sin embargo nunca se le olvidó. Los Scouts de EE. UU. regalaron al Centro Internacional de Adiestramiento, el Parque de Gilwell, en Inglaterra, una hermosa estatua de un búfalo americano, con una simple inscripción que dice:

"Al Scout desconocido quien en su lealtad al diario cumplimiento de la Buena Acción, hizo posible traer el Movimiento Scout a los Estados Unidos de América".

Una buena acción a un hombre, se transformó en una Buena Ación a millones de muchachos.

Tal es la fuerza de la Buena Acción.




Copyright (c)2008 DERECHOS RESERVADOS COMUNIDAD PATORUZU
Recommended sites: Best Web Hosting and Domain Name Registration. Created with Free Website Builder
www.000webhost.com